fbpx

Nachete el arquero: lo que natura no da…

Nachete el arquero: lo que natura no da…

Siempre ha sido Nacho. Nachete para los amigos. El arquerito para otros. Pero eso se acabó. Mi abuela decía que si quieres ver de verdad cómo es fulanito, dale un carguito.


Y eso es precisamente lo que ha ocurrido con Nacho Santana. D. Ignacio, perdón, que me he enterado que va por ahí tirando de las orejas a quien no le muestre reverencia y respeto ante tan gran político.

Yo no quería sacar este tema, no quería dar un picotazo serio tan pronto. Pero las circunstancias mandan. Porque no paran de llegar comentarios sobre los modos y modales de este Concejal de Deportes que, a su corta edad, se ha visto manejando un trasatlántico cuando no había aprendido a llevar una simple barca del lago de la Casa de Campo.

No voy a hacer más sangre, porque creo que esto ya ha llegado a oídos de la alcaldesa y parece que no le aguanta. Vamos, que aprovecha que ha estado de permiso por casamiento para organizar varias reuniones sin su ¿molesta? presencia.

Y me cuentan de este Don Nacho Santana que tiene los modales de un mulo. Que ya ha hecho llorar unas cuantas veces a una trabajadora de la limpieza de El Torreón, y que grita a sus empleados, sobre todo si son mujeres.

Pero yo eso no me lo creo. Tales acusaciones deben de proceder de personas envidiosas, molestas porque un tipo tan jovencito haya llegado a mandar en una concejalía de más de 100 trabajadores. Es imposible que la alcaldesa le haya puesto ahí si él no lo vale.

Aunque no sé, también me llega que va comentando, a diestro y siniestro, que va a poner orden a esta concejalía, porque sus trabajadores son una panda de vagos. Vamos, yo creo que esto sigue siendo producto de la envidia. No es posible que en tan poco tiempo una persona tan trabajadora, estudiada y eficiente haya sido capaz de darse cuenta de que está rodeada de vagos que no le siguen el juego, aunque creo que no ha perdonado ni un día de permiso casamentero a pesar de encontrase en Madrid.

Es que la gente es muy chismosa. Mira que meter por medio al colegio Los Robles, al que Nachete está muy vinculado… Resulta que, parece ser, que se había quedado sin plaza en los Juegos Deportivos Municipales, pero el milagro se operó, y ya pueden jugar en esa liga.

Y es que Nacho, perdón, don Nacho, o don Ignacio, donde pone el ojo pone la flecha. Y ve muchas dianas a su alrededor y va a arreglar todos los problemas de la Concejalía de Deportes él solito. De todos modos yo de él me moderaría, porque hay muchos ojos pendientes de sus cagadas.

Lo que natura no da, el acta de concejal no presta. Vamos, que aunque la mona se vista de seda, mona se queda.

Escribir un comentario

Código de seguridad Refrescar

Enviar

Boletín semanal

Cuando quieras podrás cancelar fácilmente la suscripción desde el propio correo.