fbpx

Pozuelo de Alarcón

12.66°C
Nubes dispersas Humedad: 56%
Viento: WNW at 10.29 M/S
Viernes
2.4°C / 12.38°C
Sábado
3.85°C / 7.46°C
Domingo
2.4°C / 9.93°C
Lunes
5.44°C / 11.89°C
Martes
3.6°C / 12.86°C
Miércoles
5.83°C / 14.55°C
Jueves
6.22°C / 10.25°C

Aznar reúne a 1.000 personas y reconoce que no existen armas de destrucción masiva en Iraq

Aznar reúne a 1.000 personas y reconoce que no existen armas de destrucción masiva en Iraq

El ex presidente del gobierno, José María Aznar, congregó ayer a cerca de 1.000 vecinos de Pozuelo en el MIRA Teatro con motivo de la última conferencia del ciclo ‘Relecturas’, organizado por el Patronato de Cultura. Aznar, arropado por el alcalde, Jesús Sepúlveda, y Pedro J. Ramírez, llegó cinco minutos tarde a la cita con sus convecinos. Aún así, lo recibieron de pie y, entre aplausos, se podía oír el grito de ‘Presidente’.


En medio de este ambiente Aznar comenzó su personal diagnóstico de la política española. El punto de partida fue el libro ‘El camino a la democracia en España’, de Manuel Álvarez Tardío, que compara la Constitución de 1978, hija de la Transición, y la de 1931, heredera de la II República. Publicado por la FAES, fundación que Aznar preside, este libro es, según lamentó el ex presidente, de «rabiosa actualidad».


Y de la ficción al mundo real. José María Aznar habló de nacionalismos y de política antiterrorista. Recordó que la lealtad a España y el respeto a los consensos básicos deben de estar por encima de las diferencias ideológicas. Según el antiguo líder del Partido Popular, la soledad política a la que se enfrenta la derecha es el resultado de un plan de exclusión urdido por la izquierda que haga imposible la alternancia. 

También hubo palabras para el proceso de paz, que dicen algunos, y de negociación, que dicen otros. Aznar declaró que «ETA-Batasuna quiere las sillas en los ayuntamientos vascos para cambiar el marco constitucional y que España deje de ser España». 

Diálogo entre vecinos

Tras el análisis de la situación política actual tomaron la palabra los asistentes. Durante la ronda de preguntas Aznar habló de política exterior, que calificó de «inexistente en estos momentos debido a los enredos nacionalistas y negociadores en los que se halla España». También hizo una valoración de la reacción de la opinión pública ante el terrorismo. José María Aznar mencionó la manifestación del sábado como prueba del rechazo social a la negociación y recordó que el Pacto Antiterrorista se hizo desde el consenso de los dos partidos mayoritarios.

Otros ciudadanos se mostraron preocupados por la educación y el ex presidente mostró su rechazo ante las contrarreformas educativas del Gobierno. Hizo alusión a la importancia de estudiar la misma Historia en toda España y pronunció lo que él mismo denominó palabras «malditas» o «casi malditas»: autoridad, disciplina, esfuerzo y responsabilidad. Además tuvo oportunidad de explicar lo que entiende por valores occidentales, tema central de su próximo libro. La democracia, la libertad, la igualdad de género... José María Aznar advertía que una sociedad sin valores está abocada a la tiranía. 

Hubo elogios y muchos aplausos pero también una pregunta crítica. Una estudiante de instituto habló de Irak. «¿Sigue pensando que hay armas de destrucción masiva; y, si es así, dónde están?» El que fue presidente del Gobierno español cuando empezó la guerra iraquí afirmó que «ahora sé que no existían armas en ese país, pero entonces no lo sabía». Recordó que las decisiones no se toman «a toro pasado» y que no se envió a ninguna persona a combatir, pero de haberse hecho, hubieran sido soldados profesionales, a diferencia de lo que hizo Felipe González en la guerra del Golfo. Además, el ex presidente confesó haber hecho lo que consideraba mejor para España y se mostró confiado en que el tiempo le dará la razón.

La última intervención tenía tintes pesimistas. Un vecino preguntaba a Aznar si en España estamos ante una nueva Yugoslavia que se desmembra. El ex presidente se mostró preocupado por la situación y aportó como solución recuperar el «rumbo histórico», votar y ganar. Daba así su apoyo al actual líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, y aclaraba ante las insistentes invitaciones de los acompañantes, incluido el director de El Mundo, que no volverá a la política.


+ Corte en el que José María Aznar habla de Pozuelo

+ Corte en el que José María Aznar habla de la nación española

+ Corte en el que José María Aznar habla del terrorismo

+ Corte en el que una estudiante pregunta a José María Aznar sobre las armas de destrucción masiva

Escribir un comentario

Código de seguridad Refescar

Enviar

Publish the Menu module to "offcanvas" position. Here you can publish other modules as well.