fbpx

Pozuelo de Alarcón

22.92°C
Pocas nubes Humedad: 25%
Viento: N at 2.06 M/S
Domingo
11.01°C / 21.6°C
Lunes
9.14°C / 19.94°C
Martes
5.04°C / 17.83°C
Miércoles
8.52°C / 20.93°C
Jueves
9.07°C / 15.49°C
Viernes
7.88°C / 14.75°C
Sábado
6.1°C / 17.62°C

Seguridad física y digital: 6 tácticas de integración eficaces

Seguridad física y digital: 6 tácticas de integración eficaces

Hoy en día la seguridad física y digital no son ámbitos separados. Y es que, en la actualidad, la tecnología predictiva ha surgido como un elemento para eliminar las barreras que existían entre ambas.


Por eso, si quieres detectar y prevenir amenazas de forma eficaz, la integración es la respuesta.

Ahora bien, la pregunta clave es cómo puedes lograrlo, para ello, hay que considerar una serie de factores. Por ejemplo, tu personal, la infraestructura y adoptar una perspectiva de mejora continua. Parece mucho, pero en este post te vamos a dar 6 tácticas de integración eficaces que puedes poner en práctica.

Hablemos de seguridad física y digital en una empresa

La seguridad física y digital influyen en el crecimiento y productividad empresarial. De hecho, en la actualidad, unificar ambas áreas se ha convertido en una necesidad básica.

Porque las vulnerabilidades que tengas en la seguridad física pueden ser usadas para acceder a la información sensible de tu compañía y viceversa. Entonces la pregunta es; ¿estás tomando en cuenta la integración de la seguridad física y digital para mejorar ambas? Si no es así, deberías hacerlo

Déjanos explicarte.

La dimensión física se refiere a las estrategias adoptadas para resguardar la infraestructura, el personal, los equipos, las herramientas, etc. Estos aspectos tienen un rol fundamental para lograr una transformación digital exitosa.

De este tipo de medidas dependerá el correcto funcionamiento de los activos informáticos, como datos y aplicaciones. Además, una buena seguridad física minimiza riesgos de daños por fuego, filtraciones y campos electromagnéticos. Eso, por una parte.

Ya que, también comprende el uso de cámaras de seguridad, vigilancia profesional, establecimiento de áreas restringidas, entre otras medidas.

Por otro lado, uno de los activos más importantes de una empresa es su información. Por ejemplo, los datos de clientes y aspectos confidenciales del negocio, como fórmulas o procesos productivos.

En este sentido, es necesario adoptar medidas de seguridad digital. Entre ellas, políticas, métodos y procedimientos que permitan cuidar la infraestructura virtual. El objetivo será la protección de equipos, servidores, redes y datos. Para ello, debes usar cortafuegos, sistemas de encriptación y autenticación de usuarios.

Una vez logres integrar estas áreas, podrás optimizar la protección de tu empresa. Con ello, vas a reducir los ciberataques y sacar mayor provecho a los recursos de seguridad. Estos son algunos beneficios de los que vas a disfrutar cuando vincules la seguridad física y digital.

Ahora, veamos cómo puedes lograr dicha integración.

Táctica 1: Adoptar un proceso de formación y concientización

Un proceso de integración exitoso debe empezar con la formación y concientización de todo el personal. Es decir, comunicar a todos los involucrados que la empresa se prepara para una transformación en el área de seguridad.

Esto va a permitir que los equipos se preparen mejor para la transición a un sistema de seguridad física y de TI integrado. Solo así podrán estar preparados para conseguir los hitos claves, afrontar problemas en la gestión de cambios e incluso, afrontar posibles interrupciones.

Por supuesto, también debes tener en cuenta los riesgos físicos y digitales. Todo desde una perspectiva holística que comprenda la creación de manuales, simulaciones, reuniones y capacitación de todo el personal.

Además, también implica las tácticas de prevención contra robos físicos, phishing y ataques con ransomware. Asimismo, la adopción de contraseñas y los protocolos para reportar violaciones.

Considerando estos aspectos, lograrás que:

⇒ El personal cumpla las normativas internas y externas de seguridad.
⇒ El correcto empleo de las herramientas o software de protección.
⇒ Optimizar el resguardo de tus datos, a su vez que reduces la tasa de incidentes.
⇒ Promover una cultura de seguridad dentro de la organización.

Táctica 2: Protege la infraestructura de tu empresa

Además de la capacitación del personal, una buena integración de dominios se basa en la estructura de ambos. Al hablar de seguridad física y TI, la infraestructura es un elemento clave. Protegerla te ayuda a evitar daños, pérdidas y gastos en reparaciones o reposición de equipos.

Asimismo, la protección de tu infraestructura ayuda a promover un ambiente seguro para tus colaboradores. Y no solo eso, también te permite identificar vulnerabilidades internas, como la presencia de personal descuidado o deshonesto.

Aquí te dejamos algunas medidas de seguridad física que puedes implementar:

⇒ Habilitar accesos restringidos a áreas como el almacenamiento del inventario de fabricación y los equipos.
⇒ Establecer una seguridad perimetral.
⇒ Promover el uso de credenciales, registros y auditorías.
⇒ Contar con equipo de seguridad entrenado.
⇒ Tener un sistema de seguridad electrónica. Este consistirá en cámaras de vigilancia, notificaciones automáticas, alarmas, puertas y ventanas de seguridad, entre otros componentes.
⇒ Diseñar un protocolo para el manejo de los equipos e inventario por parte del personal.

Táctica 3: Fortalece la seguridad digital

El otro punto importante para una integración exitosa, es contar con una seguridad digital robusta. Es indispensable que tu empresa tenga firewall, antivirus y contraseñas de seguridad para controlar los accesos.

Además, los software de seguridad y las aplicaciones deben estar actualizados. Para ello, adopta los nuevos parches de seguridad que contraatacan riesgos actuales, como los ataques con ransomware.

Una vez los tengas, tienes que adaptarlos a tus necesidades. Por ejemplo, si tienes una empresa grande, necesitas de una protección sólida, como los firewalls ALF, de alta gama. En cambio, si tu negocio es pequeño, bastará con una NLF.

También, necesitas agregar una capa de seguridad extra con la autenticación de dos factores. Con esto, los empleados deben colocar un código de seguridad único después de la contraseña.

Claro, todo esto que hemos mencionado debe estar acompañado del buen manejo de las herramientas por parte del personal. Por eso, el primer punto es fundamental para una integración exitosa.

Táctica 4: Necesitas integrar los sistemas de seguridad

En 2021, el número de intentos de ciberataques en América Latina aumentó en un 600%. Las cosas no están mejor en España, donde hubo un promedio de 40,000 ataques por día en el mismo año.

Y según los expertos, estas cifras seguirán en aumento en los próximos años. Por eso, la necesidad de vincular datos del entorno físico y digital es más necesaria que nunca.

Con la integración de la seguridad física y digital, vas a tener una visión 360 de lo que ocurre en tu empresa. Así, podrás responder de manera más rápida y eficaz ante cualquier tipo de amenazas.

Además, la capa de protección será más consistente, resultando difícil vulnerarla. Pero no solo se trata de las amenazas externas, sino de lo que ocurre dentro de la empresa.

Por ejemplo, un sistema de circuito cerrado permite controlar el cumplimiento de los protocolos y normas por parte del personal. Asimismo, te aseguras de restringir el acceso al sistema según la función de cada trabajador.

Al integrar la seguridad física y TI puedes agilizar el rango de respuesta ante los potenciales riesgos. En consecuencia, se reduce el impacto que estos generan.

Para lograr dicha integración, debes evaluar los riesgos, establecer objetivos claros, desarrollar una visión completa y capacitar a tu personal. Otra forma útil es analizar desde la lógica estos aspectos. Así se definirá la naturaleza y tipo de riesgo, lo cual te permite tomar las medidas más indicadas en cada caso.

Táctica 5: Ten una planificación de respuesta ante incidentes

Imagina que se produce un incendio y la data de tus clientes o proveedores se pierde. Necesitarás un respaldo físico o en la nube, así como un protocolo que permita reponerla con rapidez.

Por eso, es necesario que tengas un manual con el protocolo que deben seguir los trabajadores en caso de incidentes. El mismo debe contemplar todos los riesgos físicos y digitales, así como las acciones correctivas que deben poner en marcha.

Teniendo este plan de respuesta, tu empresa estará mejor preparada en casos de cualquier contingencia. Además, dicho plan será ejecutado con rapidez porque todos saben lo que deben hacer. Un manual te proveerá alternativas y credibilidad ante terceros porque demuestras tu compromiso y profesionalismo.

Para desarrollar este tipo de plan, necesitas:

⇒ Evaluar los riesgos propios de tu empresa de acuerdo a su tamaño, naturaleza, ubicación, cantidad de personal, etc.
⇒ Establecer metas que permitan evaluar el éxito al aplicarlo.
⇒ Desarrollar procedimientos precisos para cada caso, considerando las posibles alternativas.

Táctica 6: Revisión permanente para la mejora continua

Los riesgos pueden cambiar a medida que tu empresa, el mercado o las amenazas evolucionan. Por eso, debes permanecer alerta, hacer revisiones constantes de tus sistemas y mejoras continuas.

De esta manera, puedes detectar áreas de vulnerabilidad que puedan surgir, para aplicar correcciones o acciones preventivas. Una forma de hacerlo es con la incorporación de software basados en inteligencia artificial o apegándote a la normativa ISO 27001.

Además, al hacer revisiones periódicas, también lograrás que el conocimiento del personal se renueve. A la larga, esta mejora constante, ayudará a incrementar el nivel de seguridad de tu empresa.

Claro, antes de realizar actualizaciones en tus sistemas de seguridad empresarial, debes realizar un análisis de la situación actual. Para ello, resultan necesarias las auditorías e inspecciones regulares. Con esto en cuenta, podrás optimizar las metodologías y tipos de estrategias.

Lo que te recomendamos es realizar pruebas de alcance. Con ellas, podrás conocer si han surgido nuevas vulnerabilidades. Además, también vas a conocer la capacidad de respuesta del personal encargado del sistema de seguridad integrado.

Conclusión

Si quieres que la seguridad de negocio mejore tanto en el dominio físico como digital, debes tener objetivos claros. Además, también es clave la formación del personal, y tener sistemas tecnológicos actuales que respondan mejor a los ataques cibernéticos.

En este sentido, la mejor opción para mejorar el nivel de protección, es integrar los sistemas de seguridad físicos y de TI. Para lograr esta transformación, debes seguir algunas pautas como la formación del personal, tener una infraestructura protegida y fortalecer la seguridad digital.

Con estos tres pilares podrás dar el paso a la integración de la seguridad. Luego, solo queda de tu parte seguir mejorando de forma constante para garantizar que nuevas vulnerabilidades afecten la seguridad de tu empresa.

Escribir un comentario

Código de seguridad Refescar

Enviar

Publish the Menu module to "offcanvas" position. Here you can publish other modules as well.