fbpx

Pozuelo de Alarcón

21.17°C
Cielos claros Humedad: 49%
Viento: 2.06 M/S
Viernes
19.12°C / 29°C
Sábado
18.59°C / 27.81°C
Domingo
18.89°C / 28.19°C
Lunes
19.67°C / 28.57°C
Martes
18°C / 23.71°C
Miércoles
16.03°C / 23.57°C
Jueves
16.76°C / 26.3°C

#LaViolenciaNoTieneGénero

#LaViolenciaNoTieneGénero

El pasado 15 de noviembre fue el día mundial en recuerdo de las víctimas de los accidentes de tráfico. Según la DGT, en 2018 murieron en España por esta causa 1.399 hombres y 407 mujeres. Sería aberrante que, puesto que los hombres son víctimas en mayor número, les homenajeáramos solamente a ellos, olvidando a las víctimas mujeres.


Según el Instituto de Salud Carlos III, el 65% de los fallecidos por coronavirus en España son hombres y el 35% restante son mujeres. De nuevo, sería aberrante que lamentáramos solo la muerte de los varones pues su número es mayor, dejando de lado a las mujeres.

Sin embargo, esto es lo que sucede con las víctimas de la violencia doméstica: los poderes públicos solo se ocupan de las víctimas cuando son mujeres y, además –para mayor yerro- solo si el agresor es varón. Hasta tal punto llega la discriminación por sexos que la ONU dedica el día 25 de noviembre a la violencia contra la mujer, pero solo a la perpetrada por hombres.

Resulta evidente que la violencia que algunas mujeres sufren es gravísima y en muchos casos mortal. Está claro que debemos perseguir esa violencia y además ayudar a las víctimas, esto nadie lo duda. Pero eso no puede suponer que olvidemos a los varones maltratados y agredidos –aunque lo sean en menor número- tanto por hombres como por mujeres, ni que dejemos de lado a las mujeres agredidas por otras mujeres. Esta actuación no es justa, no es decente.

Preocuparse y ayudar a unas víctimas solamente es hacerle el juego a la izquierda, que siempre está buscando dividir a la sociedad y crear problemas donde no debe haberlos. Con esta clase de actuaciones y enfrentando a la sociedad parece que los progres encuentran su razón de ser. Pero si de verdad estuviesen preocupados por las mujeres, se volcarían en denunciar la desigualdad y la violencia que sufren en los países islámicos, porque en estos países – y no en España ni en el resto de Occidente- las mujeres tienen menos derechos políticos, económicos y sociales que los varones, y menos garantías legales y procesales. Esta sí es una causa justa que yo apoyaría sin ninguna duda.

En una sociedad como la nuestra, en la que las desigualdades por sexos están ampliamente superadas, seguir dividiendo y seguir enfrentando no tiene sentido. La violencia es violencia, venga de donde venga, se ejerza por quien se ejerza y hacia quien se ejerza, y solo cabe la defensa de las víctimas por igual, como víctimas de la violencia. Sin géneros, sin división. De igual manera, exactamente igual. Esto sí es igualdad y no discriminación.

Vega Regidor
Vicecoordinadora VOX Pozuelo

Escribir un comentario

Código de seguridad Refescar

Enviar

Publish the Menu module to "offcanvas" position. Here you can publish other modules as well.