Cinco consejos para vestir tus flyers de Navidad

Cinco consejos para vestir tus flyers de Navidad
Compartir en whatsapp
 

El Black Friday (o Viernes Negro) se ha convertido en los últimos años en el verdadero pistoletazo de salida de una de las campañas de ventas más importantes del año: la Navidad. Sin embargo, no podemos dar por sentado que venderemos más por el simple hecho de que se acerquen las Fiestas: ahora más que nunca tenemos que emplear todas nuestras armas publicitarias para destacar frente a la competencia, y pocas hay tan eficaces como los flyers. Sigue estos consejos prácticos para que tu campaña de Navidad sea un éxito.

1. Cuida el texto

Llamar la atención de los compradores potenciales frente a la profusión de estímulos visuales que caracteriza la época navideña no es sencillo. Por eso, menos es más: centra la atención en aquello que deseas destacar y no quieras venderlo todo en un solo flyer publicitario. Es más aconsejable optar por una frase con gancho o centrarnos en una sola oferta que tratar de detallar todo el catálogo de productos o servicios en un espacio tan reducido. Asimismo, ten presente que la ortografía debe ser impecable; de lo contrario, nuestra publicidad destacará, sí, pero por los motivos equivocados.

2. Utiliza imágenes de calidad

Hoy en día, hay una enorme variedad de bancos de imágenes, gratuitos o de pago, entre los que escoger imágenes de gran calidad que se reproducirán fielmente en nuestros flyers. Si preferimos una imagen propia, esta debe tener la resolución adecuada para que pueda imprimirse de manera impecable, sin pixelar u otros desagradables efectos visuales. Debe tener como mínimo 300 ppp para que se traslade bien al formato impreso.

3. Evita sobrecargar el diseño

La Navidad es, sin duda, el momento de incluir algún pequeño detalle que evoque estas fechas entrañables, como adornos del árbol, letras con efecto nevado, muñecos y copos de nieve, campanas u hojas de acebo, entre otros. No obstante, también en este sentido menos es más, y resulta más elegante agregar únicamente uno o dos atributos que recuerden a estas fechas, a fin de evitar que nuestro diseño luzca excesivamente navideño.

4. Escoge un papel de calidad

Tanto si decides imprimir tú mismo los flyers en tu negocio como si decides encargárselos a una imprenta, no escatimes en el papel. Este debe tener un gramaje adecuado (ojo, el gramaje no es lo mismo que el grosor): lo recomendable es que tenga entre 90 y 350 g/m2. El papel estucado es el más habitual por los buenos resultados que ofrece. También puedes optar por el papel offset o cartulina, pero el acabado es mucho menos profesional que el que permite conseguir el papel estucado.

5. Elige bien la combinación de colores

Los colores que solemos asociar más fácilmente con la época navideña son sobre todo el rojo y el dorado. Sin embargo, es posible que diseñemos nuestro flyer sin tener en cuenta si estos colores casan con nuestra identidad corporativa, lo que daría lugar a que nuestra composición resultase poco atractiva o incluso vulgar. Por eso, es mucho más eficaz que elijamos colores acordes con los que predominan en nuestro logotipo e incluir algún elemento que aporte el carácter festivo (por ejemplo, si en el logo predomina el azul, un detalle plateado puede suponer el toque navideño perfecto).

La Navidad es una época feroz, en la que todos redoblan sus esfuerzos para llevarse el gato al agua; sin embargo, con una publicidad eficaz lograrás dejar con la boca abierta al mismísimo Papá Noel.

Anuncios Google

Usamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada analizando tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies