fbpx

Pozuelo de Alarcón

22.37°C
Cielos claros Humedad: 21%
Viento: SW at 1.03 M/S
Jueves
23.95°C / 37.1°C
Viernes
26.47°C / 37.88°C
Sábado
25.77°C / 34.77°C
Domingo
23.64°C / 34.06°C
Lunes
24.16°C / 36.17°C
Martes
24.51°C / 36.39°C
Miércoles
24.19°C / 36.73°C

‘Cuídate España de tu propia España’

‘Cuídate España de tu propia España’

Nunca pensé que volvería a hacerse realidad aquel verso del poeta peruano César Vallejo que decía: 'Cuídate España de tu propia España'. Pero así ha sido para mi desconsuelo. El viernes pasado, unos cuantos españoles, a su pesar, que decía Cernuda, se dedicaron a insultar a España cuando sonó el himno de todos los españoles en el Estadio Vicente Calderón, instantes antes de que empezase la Final de la Copa del Rey. Y lo malo es que esos españoles, a su pesar, lo hicieron sólo para cabrear a los otros españoles que se sienten orgullosos de serlo.

El ultraje al himno, por mucho que la pazguata izquierda es este país o esos nacionalistas-separatistas que viven a costa del resto de españoles quieran justificarlo, no fue una manifestación del derecho de la libertad de expresión. Porque la libertad de expresión también tiene sus límites en el Código Penal. Y, en este caso concreto, insultar a los símbolos de la nación tiene sus límites en el Artículo 543 del Código Penal Vigente. Que, dicho sea de paso, no entiendo por qué no se aplicó.

No pasa en ningún país del mundo. En ningún país de los cinco continentes se insulta a su Himno nacional. En Francia, como dijo Esperanza Aguirre y fue vilipendiada por ello, si se silba al himno nacional se suspende el partido y se juega a puerta cerrada. En EEUU, un hecho así lleva consigo severas penas de cárcel. En Inglaterra, no se concibe abuchear su "Dios salve a la Reina".

Pero en España, en cambio, en lugar de hacer que se cumpla la ley, se buscan subterfugios para evitar el bochorno como subir el volumen del sonido de los altavoces.

En 1992, Guus Hiddink, entrenador del Valencia, se negó a empezar un partido porque había una bandera nazi colgada en un anfiteatro. En Zaragoza, hace unas pocas temporadas, estuvo a punto de suspenderse un partido de fútbol porque los espectadores se burlaban de Etóo y se consideró un acto racista.

¿Qué problema hay, entonces, en suspender un partido si se ultraja a uno de los símbolos de la nación española como es el Himno Nacional?

Resulta curioso que los que piensan que es una chorrada pitar al himno nacional español considerarían que es un crimen de 'lesa majestad' pitar a cualquiera de sus himnos regionales. Siempre la ley del embudo es aplicable a los nacionalistas y separatistas.

Y resulta paradójico que esos españoles, a su pesar, que vienen a Madrid a pitar a los símbolos de la patria lo hagan tras pedirle a esa misma patria que pague sus deudas.

El Gobierno catalán ha subvencionado los insultos a España tras pedirle a Rajoy dinero para pagar las nóminas de sus funcionarios públicos y para pagar aquellos curiosos 'Bonos Patrióticos'. Y el Gobierno vasco ha favorecido ese mismo insulto a España después de haber vuelto a engañarnos con su privilegiado concierto Económico Vasco. La mayor injusticia de la democracia. Un Concierto Económico que el resto de españoles tenemos que subvencionar anualmente con 1.800 millones de euros porque a ellos no les llega. Dicen. Una sinvergonzonería intolerable.

Creo que habría que empezar a pensar, seriamente, en dejar que estas dos regiones fueran independientes. Pero con todas las consecuencias. Pagándose ellos sus propias deudas y obligándoles a que vendieran sus productos en otra parte. Sin que España fuese su mercado preferente. Y que cada palo aguantase su vela.


----------------------------------------------------------------------------------

Olivo Cortés

*Este diario no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores ni de las de las cartas al director.

Escribir un comentario

Código de seguridad Refescar

Enviar

Publish the Menu module to "offcanvas" position. Here you can publish other modules as well.