fbpx

Pozuelo de Alarcón

37.35°C
Cielos claros Humedad: 17%
Viento: WNW at 1.54 M/S
Jueves
27.19°C / 38.24°C
Viernes
25.47°C / 36.76°C
Sábado
25.65°C / 35.38°C
Domingo
22.94°C / 36.27°C
Lunes
25.96°C / 38.37°C
Martes
29.17°C / 39.98°C

Promesas, pactos y políticos

Promesas, pactos y políticos

Hay quien confunde promesas y pactos en la política. Quien piensa que es lo mismo. Pero no lo es. Promesa es la expresión de la voluntad que alguien se impone a sí mismo de cumplir algo. En la promesa uno se compromete a hacer algo sin que nadie se lo exija y el ejemplo más claro de ello son las promesas electorales de los partidos, recogidas en los programas electorales de Gobierno. Pacto, en cambio, es un acuerdo entre personas que se obligan a cumplir. ‘Yo hago esto y tú me haces aquello’. Pacto de caballeros se llama en la vida civil. Y, generalmente, no está escrito.


Vengo a aclarar esta cuestión a cuenta de los palos que está recibiendo Mariano Rajoy porque dicen que está faltando a sus promesas electorales y a sus pactos, y yo pienso que no es así. Eso sin contar, lógicamente, con la máxima del dirigente socialista Enrique Tierno Galván que decía que las promesas electorales se hacen para no ser cumplidas.

Es cierto que Rajoy está faltando a sus promesas electorales, a los compromisos que adquirió por escrito en la campaña electoral al haber puesto en marcha una política reformista contra sus propios principios. Pero también es cierto que la situación que Rajoy se ha encontrado al llegar al Gobierno no era la esperada. Zapatero mintió y Rajoy está teniendo que actuar a la desesperada. La propia UE acaba de certificar que el déficit público de España el año pasado se desvió 2,5 puntos del objetivo pactado por Zapatero con la UE (6%) y ascendió al 8,5% del PIB. Hechos son hechos.

Es normal, entonces, que Rajoy no tenga más remedio que incumplir sus promesas electorales. Pero jamás-jamás se podrá decir que el Presidente del Gobierno ha faltado a un solo pacto hecho antes de la campaña o en plena campaña electoral. Y sé de lo que hablo. El pacto que hizo Rajoy, por ejemplo, con las radios en el que se comprometió, cuando llegase a La Moncloa, a ayudarlas solucionando su problema con la Liga de Fútbol Profesional que le impedía el acceso a los estadios, lo ha cumplido. Y, si para ello ha tenido que modificar la ley Audiovisual, lo ha hecho. Porque su palabra es palabra de seriedad. Los políticos, antes que nada, son personas de palabra que cumplen sus pactos. Las promesas son coyunturales. Los pactos son inamovibles.

Las radios le creyeron en su momento. Creyeron en su palabra. Incluso, algunas le apoyaron a cambio de su promesa sin que nadie se lo pidiese porque creyeron en su palabra. Ahora, aquel pacto tácito se ha cumplido por parte de Rajoy y espero que las radios cumplan la suya apoyando sus duras y complejas decisiones. De hecho así lo están haciendo, aunque algunas, las más descastadas y desagradecidas, se lo nieguen. Pero ese será su problema. Serán éstas las que habrán faltado a su palabra.

Por eso, lo destacable, en estos tiempos de irresponsabilidad y olvido, es que la palabra dada por un político se cumpla. Especialmente ahora, cuando es moneda común que muchos políticos se olviden de sus pactos cuando llegan al poder. Rajoy, por su parte, cumplió.

Espero que cunda el ejemplo y que todos los políticos del PP tomen nota de este acto de grandeza y cumplan lo pactado, al margen de las promesas electorales.

Y ya aterrizando en Pozuelo de Alarcón, ¿hizo la alcaldesa, señora Adrados, algún pacto pre-electoral? Y si lo hizo, ¿lo está cumpliendo? ¿Lo piensa cumplir?

No digo que lo hiciera, digo que, si hizo algún pacto debería cumplirlo como un acto de inteligencia. Como Rajoy. Sobre todo, pensando que cuatro años pasan muy deprisa y que, tal vez, tenga que volver a hacer nuevas promesas electorales y, posiblemente también, algún pacto. Forma parte del ciclo político democrático. Entra dentro de la legalidad. Pero, en este último caso, quedaría feo que alguien le recordase el incumplimiento de lo pactado en la anterior legislatura.

Un político no puede faltar a la palabra dada sin que tenga consecuencias

Olivo Cortés.
*Este diario no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores

Escribir un comentario

Código de seguridad Refescar

Enviar

Publish the Menu module to "offcanvas" position. Here you can publish other modules as well.