Pablo Gil, Eduardo Oria y Gerardo Sampedro

Pablo Gil, Eduardo Oria y Gerardo Sampedro
Compartir en whatsapp

La patrulla antifollaje

Cuando llega la primavera la sangre se altera. La naturaleza cobra nuevas fuerzas, de modo que pasear por las aceras de Pozuelo durante estas jornadas puede suponer un auténtico peligro. Por aquí y por allá te asaltan ramas de árboles, enredaderas y hierbajos procedentes del interior de lujosos o no tan lujosos chalets. Lo mismo le da al viandante si no fuera por el cabreo que te entra cuando te fustigan en la cara o te obligan a realizar auténticos malabarismos para seguir por tu acera sin comerte el follaje ajeno.

Y es que hay vecinos muy guarros, o poco cuidadosos por decirlo fino. En sus chalets, de puertas o vallas para adentro, todo muy bonito. Pero al viandante, al peatón, que le den.

Y esto primavera tras primavera. No es la primera vez que lo denunciamos. Y el ayuntamiento, pasa. ¿Algo deberá hacer, no? Las aceras son públicas y el consistorio debe velar por que permanezcan transitables. Quizá haya llegado el momento de que la Policía municipal pasee más -a pie- por nuestras calles, que se creen patrullas callejeras. Que multen por invadir la acera. Que creen un tipo de multa por exceso de follaje, sin perdón. Como quieran, pero como vecino exijo poder transitar por mis aceras sin que me sacuda el reino vegetal.

Y la patrulla anti-follaje deberá ponerse en marcha ya, previa reunión tripartita de Pablo Gil, concejal de Obras e Infraestructuras, Eduardo Oria, concejal de Medio Ambiente y Gerardo Sampedro, concejal de Policía, que deberá multar.

170510-patrulla-antifollaje-pozuelo

Anuncios Google

Usamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada analizando tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies