V. Ullate: “De pequeño tuve un accidente y me dijeron que no podría bailar más"

V. Ullate: “De pequeño tuve un accidente y me dijeron que no podría bailar más"
Compartir en whatsapp
 

Este sábado el Teatro MIRA de Pozuelo de Alarcón acoge 'Nexo y Jaleos', la última creación de la Compañía de Ballet del bailarín, coreógrafo y director de espectáculos Víctor Ullate. El espectáculo tendrá lugar a las ocho de la tarde y las entradas, que se podrán adquirir en El Corte Inglés, tendrán un precio de 15 euros. Entrevistamos a Víctor Ullate.

Vuelve una vez más a Pozuelo con nuevo espectáculo, ¿ en qué van a consistir las próximas actuaciones?

Estoy encantado de estar en Pozuelo porque tengo mi público y casi todos los años vamos a hacer las representaciones. Este año va a ser con el programa que hicimos con el Teatro del Canal, que fue 'Nexos', que es la 'Consagración de la primavera' de Stravinsky. La coreografía es de Alfredo Bravo y de Arancha Sagardoy y trata sobre el 'Compañero errante' de Mahler, la coreografía es de Eduardo Lao. Está bailada por dos bailarines maravillosos, Cristian Oliveri y Josué Ullate. Para finalizar tenemos 'Jaleos', una coreografía que hice hace unos años y que es un clásico que forma parte del repertorio de la compañía. El público va a salir encantado porque la compañía tiene un gran nivel artístico y técnico. La coreografía de 'Jaleos' es mía y la música es de Luis Delgado.

¿Qué vamos a encontrar nuevo o especial en este espectáculo?

Son tres coreografías muy distintas. La primera es estilo contemporáneo y trata sobre unas tribus ancestrales, la segunda trata el destino y el ser humano y la última, es alarde de técnica, virtuosismo único, es muy neoclásica, las bailarinas van con punta y los bailarines con media punta.

¿A qué otros lugares está previsto llevar este espectáculo?

Hemos estado en muchos sitios. Este año vamos a Francia, estamos continuamente yendo y viniendo: Francia, Bélgica, Alemania, América del Sur... Estamos continuamente trabajando porque de eso se trata, que el bailarín viaje y no pare, que se dé a conocer y demuestre el rigor, el entusiasmo y la pasión de esta compañía. Es una representación de Madrid, la compañía lleva el nombre de la Comunidad de Madrid y lo lleva como estandarte, a parte de mi nombre. Por donde vamos ocasionamos éxitos rotundos.

¿Qué acogida se espera entre el público?

La acogida va a ser muy buena. Espero que sea como en cualquier otro sitio de Europa o de España. En Perú el teatro se caía abajo, en Colombia pensamos que había un terremoto de lo que aplaudía la gente. Con los tiempos que corren el tener éxito, viajar y tener trabajo es un logro.

Es un arte que cada vez se demanda más, cada vez acude más público a los espectáculos.

No tengo queja porque el Ballet de Víctor Ullate tiene una reputación maravillosa a nivel mundial y por donde vamos no tenemos queja del público. Es cierto que hoy día en España con el IVA la gente se retrae un poco a la hora de ir al teatro, pero en cuanto ven la Compañía acuden. Lo importante es el hecho de dar un poco de arte de nuestro país a nuestra gente le satisface el espíritu, el alma y la mente.

Como profesional de la danza con más de 50 años de carrera, y después de recibir numerosos premios, ¿qué le queda por hacer en el mundo de la danza?

Para mí es como el primer día. Yo vengo a clase y trato que mis alumnos sean cada vez mejores. Cuando hago un ballet me divierto, en realidad no espero nada más. Que guste la Compañía, que haya más adictos a la danza porque desgraciadamente España es un país donde el arte está por demás. Lo importante es que haya ballet, que haya muchas compañías, que haya muchos bailarines que no tengan que marcharse al extranjero. Hay una cantera majísima en la escuela que luego pasa a formar parte de la compañía. Es una compañía internacional, tenemos muchas nacionalidades. Esto nos está haciendo prosperar y conseguir el éxito y la fama.

130517 victor ullate 2¿Qué opinión le merecen las nuevas generaciones?

El que estudia ballet tiene la vocación metida en su cuerpo y su mente. Es gente con unos deseos y una ilusión de alcanzar su propósito. Pero con tanta informática a nivel mundial es fácil. Se suelen cansar y desanimar muy fácilmente, por eso he escrito mis memorias para que la gente sepa lo que a mí me costó ser alguien en la vida. Se llama 'La vida y la danza. Memorias de un bailarín' escrito por Carmen Guaita. Es un referente para cualquier chaval que quiera hacer algo en la vida.

¿Cómo fueron sus comienzos?

Fueron como los de cualquier otro chaval. Con ilusión, ganas y teniendo claro lo que quería. Por eso cuando tuve un accidente y me dijeron que no podía bailar más me derrumbe y no acepté lo que la vida me deparaba, luché para alcanzar mi sueño. No me resistí a no poder bailar porque era mi vida, mi filosofía.

¿De dónde le viene esta pasión?

Nadie en mi familia ha sido artista. Mi padre tocaba la guitarra y le gustaba el baile, así que me llevaba por todos los espectáculos que pasaban por Zaragoza en aquella época. La culpa de todo creo que la tiene mi padre. Me llevaba a ver películas de Fred Astaire, Ginger Rogers... No nos perdíamos ni una de estas películas musicales. Eso hizo que yo me apasionara por la danza y la música.

¿Qué le llevó en 1979 a encomendarse a la dirección y formación de la primera compañía de Ballet Clásico?

El impulso fue el ayudar a la gente que teníamos en España y que no tenía la oportunidad de bailar. Había mucho desconocimiento por parte del público, España es un país en el que apenas había educación en danza, y yo quería que hubiese ese entusiasmo y esa afición por la danza que existe en otros países. Lo que pasa es que si no tienes ayuda por parte del estado es muy difícil, cuando un ministro le interesa algo, lo apoya y va a por ello, pero si no es muy difícil. Queremos que en los colegios y en los institutos se fomente este interés por el arte, la danza, la música, el teatro...

¿Por qué no debemos perdernos este espectáculo el sábado en Pozuelo?

Con los tiempos que corre, el ver espectáculos así te reconforta para sobrevivir el día a día, te ayuda a soñar, a tener ilusión, a valorar cómo lucha esa gente, ya que hay mucho desconocimiento sobre el ballet en nuestro país, y mucha gente de a pie ni siquiera lo ha visto. Una vez que lo ven repiten, porque les gusta y me lo dicen por la calle. Cuando la gente te dice lo bonito que es el espectáculo y que no sabía que era así, te alienta para seguir y para saber que el trabajo realizado durante todos estos años ha servido para algo.

Anuncios Google

Usamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada analizando tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies