La Quinta Estación derrochó talento y simpatía durante todo el concierto en El Torreón en el Carmen

Archivado en:
La Quinta Estación derrochó talento y simpatía durante todo el concierto en El Torreón en el Carmen
Compartir en whatsapp

La Quinta Estación arrancó el concierto, programado para las Fiestas del Carmen, pidiendo aplausos y ésa fue la nota dominante la hora y media que duró. Los aproximadamente 300 espectadores que estuvieron en El Torreón vibraron y cantaron las canciones de este grupo y con la simpatía que derrocharon por los cuatro costados Natalia, que fue vecina de Las Rozas, Ángel, que es vecino de Pozuelo de Alarcón y Pablo, mejicano. Es el segundo concierto que dan dentro de su gira en España, por delante les queda un recorrido a los mejores lugares de la península.


El concierto arrancó con la canción ‘Cosa de dos’. Ángel, Natalia y Pablo dedicaron la mayor parte de las canciones que cantaron a un público entregado, cuyo máximo nivel de entrega llegó cuando empezaron a sonar los acordes de la guitarra con la canción ‘Me muero… por besarte’, que todo el público cantó junto con el grupo como si fueran uno sólo.

Natalia recibió de mano de su club de fans oficial un ramo de flores y una bolsa con regalos que ella por supuesto agradeció como mejor sabe, dedicando y cantándoles una canción.

Cuando parecía que el espectáculo iba a terminar y tras los pitidos del público pidiendo otra canción, el grupo todavía dio un premio de tres canciones a los que se encontraban en el auditorio El Torreón. Una de ellas, como aseguró Natalia en uno de sus constantes diálogos con los vecinos de Pozuelo y de otras partes de Madrid que estuvieron presentes «cómo nos íbamos a despedir sin cantar ‘El sol no regresa’». Empezaban las primeras letras que el público entonaba con alegría  «hace días perdí en alguna cantina, la mitad de mi alma más el quince de propina, no es que sea el alcohol, la mejor medicina, pero ayuda a olvidar cuando no ves la salida…». Y antes del final del concierto lanzaron un último beso al público y agradecieron su asistencia porque según volvió a decir la vocalista «podíais haberos quedado en casa y hacer cualquier otra cosa y no, habéis estado aquí».

El público pozuelero no podía no apoyar a su grupo preferido, al que según una fan «le debo todo porque tienen canciones de todos los tipos, si estoy triste puedo escuchar una que me ponga las pilas y me dé fuerza y si estoy contento puedo escuchar una que me haga bailar y saltar».

La gira ha comenzado en Pozuelo pero aún les quedan muchos sitios a los que llevar la ilusión que trajeron a nuestro municipio en las fiestas del Carmen.


Anuncios Google

Usamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada analizando tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies